Rodrigo Araya Arancibia
Titulado 2015 – Instrumentación y Automatización Industrial

Carlos Arancibia Álvarez
Egresado 2017 – Instrumentación y Automatización Industrial

Embotelladora de Aguas “Leben”

Rodrigo Araya es titulado de la carrera de Instrumentación y Automatización Industrial y hace dos años que trabaja en la planta de Embotelladora de Aguas “Leben” ubicada al norte de La Serena. Su trabajo inició posicionando e instalando las máquinas, realizando la puesta en marcha de éstas.

“Fuera de los conocimientos del instituto, en el campo laboral se van viendo elementos nuevos, por eso siempre hay que estar actualizándose y buscar información, y eso depende de la dedicación que uno quiere proponer en el trabajo.

Una de las cosas que marca de Juan Bohon es la dedicación de los profesores, quienes siempre están preocupados de nosotros y siempre cumplieron el rol de una buena formación”, recuerda.

Respecto a las labores que realiza en “Leben” nos cuenta que se centran fundamentalmente  en llevar a cabo el producto final con las características óptimas que deben tener. “Cuando un producto sale de forma anormal, es porque hay un problema en el mal funcionamiento de las maquinarias, ya sea una mala calibración de éstas o un mal mantenimiento, entonces nuestra función es hacer seguimiento de la producción desde el inicio hasta el término para evitar que estas situaciones sucedan”.

“Nosotros a la vez nos encargamos de operar las máquinas, las vamos mantenimiento y calibrando; también remodelamos los sistemas, hacemos modificaciones en los equipos. Cada vez que la planta amplía sus instalaciones o trae máquinas nuevas, nosotros tenemos que ir aprendiendo los nuevos funcionamientos para que se lleve a cabo bien el producto.

Desde sus inicios a la actualidad, el área de la instrumentación ha crecido mucho, y va a seguir creciendo. Por lo tanto, los estudiantes  tienen que ir más allá de lo que aprenden en clases, tienen que buscar información, leer más libros, porque siempre van a surgir cosas nuevas”, aconseja Rodrigo.

Por otro lado, Carlos quien egresó el año 2017, realizó su práctica laboral en “Leben” y dado a su buen despeño, continuará como trabajador.

“Lo que más marcó en mí Juan Bohon fue el compromiso con los compañeros y el trabajo en equipo, factores fundamentales en una empresa porque ayudan a la comunicación, al buen ambiente y a trabajar de forma más eficiente.

El egresado de Juan Bohon destaca además por el orden y el respeto de las normas, siempre tratan de hacer un trabajo rápido y eficiente.

Las dificultades más grandes que hemos tenido en la planta,  es solucionar problemas a corto plazo sin tener los repuestos a la mano.  Entonces con los conocimientos adquiridos en Juan Bohon, uno puede reconocer la falla más rápidamente y solucionarlo más rápido también.

Por eso, lo más importante es el esfuerzo y la dedicación, esforzarse por cumplir las metas y la dedicación para poder sacarlas a cabo”, afirma.